Pages Navigation Menu

Vidas Secas

Realidad de un país en un siglo de transformaciones vertiginosas

 

Escrito por Sebastián Briceño  ||  sebast.bric@hotmail.com
Ilustrado por Andrés Católico  ||  www.andrescatolico.com 

 

Es la vida seca de la tierra y la vida seca del hombre. Es Brasil en la primera parte del siglo XX. Es una nación en potencia que hizo frente a las adversidades y sobresalió del lugar en el que se encontraba. Es la novela Vidas Secas (1938) de Graciliano Ramos. Una historia impregnada de crítica social, realidad en su máxima expresión y la más pura recreación que se hace de una familia brasilera de los años treinta que habita en el Sertão Nordestino. Es una historia que empieza y acaba con una fuga, tal como el ciclo del agua y la sequía.

Fabiano y Sinhá Vitória junto a sus hijos Hijo Mayor e Hijo Menor y la perra Baleia, que es ballena en portugués, viven llenos de incertidumbre por ese futuro inquietante y doloroso. Se encuentran en medio del Estado Novo del régimen de Getúlio Vargas, donde el café deja de ser la base de la economía, aparece la industria y se trazan las líneas del sistema económico de Brasil que conocemos hoy.

Pobreza, hambre, la impotencia de enfrentarse al paisaje y la opresión del militar amarillo y del fiscal del ayuntamiento quienes controlan y mantienen el orden, son algunos de los temas que se relatan en capítulos autónomos que se pueden leer en cualquier orden. Ramos logra mostrar los dramas y la miseria de estos personajes que luchan por sobrevivir donde al final la perra Baleia es el personaje más humano de la novela.

Comments

Medios Ex-libris