Día: 23 noviembre, 2012

Rebelión capilar

Él no hacía otra cosa que bambolearse, junto a sus hermanos y hermanas, al ritmo que viniera en la vida de Jairo […] Él estaba cansado de eso, de ser pero no ser. De estar pero no contar. Quería zafarse de ese miserable destino y que la suerte tomara partido, que no le ignorara.

El iluso malnutrido

Este país es muchas cosas a la vez: una casa que se derrumba, una tumba sin nombre, una suerte de pueblo huérfano, una procesión de muertos que marchan hacia el olvido. El cuerpo, el suyo, el mío, una especie de Frankenstein latino.

Incorporación militar

Esos niños que también tienen mis años, tienen luz en sus ojos y les brillan sus cabellos, mientras los nuestros son opacos, agresivos y huraños, y nuestras calvas ardientes dilatadas y picantes por la brusca caricia del metal, nos impide besar el sueño por las noches.

Tercer teatro

Propone una antropología teatral: reconocer el cuerpo y sus emociones, dejarlas viajar a través de la piel; que es simplemente no exigirle una emoción al cuerpo

Imágenes desde la niebla

La guerra es un camino en descenso que nos vierte en lo profundo de nuestras peores intenciones. Una premisa salvaje que bien nos sitúa En la niebla, el último film del cineasta ucraniano Sergei Loznitsa, que también es su segundo largometraje dramático.

La piel que habito

¿Son los títulos de hombre y mujer la definición relativa a los órganos sexuales que los diferencian? En esta problemática se centra el eje principal y la urdimbre maléfica que enreda las vidas de los dos protagonistas de la película La piel que habito (2011) del director español Pedro Almodóvar-