Pages Navigation Menu

Julio Ramón Ribeyro, el outsider

Julio Ramón Ribeyro, el outsider

Escrito por : Javier Vargas

Ribeyro ganó el premio Juan Rulfo y le dio por morirse antes de que se lo dieran. Era lo más sensato. Si durante toda una vida usted fue un outsider, el tipo que baila orgullosa e inevitablemente solo en una fiesta donde todos bailan emparejados, pues lo coherente es irse de este mundo sin despedirse, sin dejar dicho a dónde se va. Que se olviden de usted o que hagan lo que quieran, que usted ya los había olvidado.

En todo caso los amables mexicanos que le dieron el premio decidieron hacerle un busto en bronce y regalarlo a Miraflores, el barrio que lo vio escribir por primera vez, del que se fue y al que volvió para morir. A los pocos días unos presuntos marihuaneros se robaron el busto y quizá después lo hayan fundido para venderlo y así fumar más. Un homenaje innecesario de la realidad para alguien que entendía demasiado bien lo que es sentir la necesidad de fumar y llegar a situaciones desesperadas y estúpidas para poder hacerlo.

Ésta y otras anécdotas más o menos pedantes se contaron en la primera de las charlas sobre Julio Ramón Ribeyro que se realizan por estos días en Corferias. La siguiente es mañana miércoles 7 de mayo a las cinco en el auditorio del pabellón de Perú. Caigan.

Comments

Medios Ex-libris
A %d blogueros les gusta esto: