Pages Navigation Menu

La ciudad que nos cuentan

La ciudad que nos cuentan

Escrito por: Camilo Moreno || camil69@hotmail.es
Ilustración: Dana Cárdenas || unlugar-paralacreacion@gmail.com

La ciudad como obra de arte. Los abundantes grafitis, las constantes manifestaciones, el indeciso clima, la violencia silenciosa, las copiosas bibliotecas

A veces hace falta leer un libro y pegarse unas caminaditas para descubrir que el lugar donde estamos no es tan familiar como creemos.
Esta es la reseña de un libro que probablemente no se puede encontrar en una librería o en un local cualquiera, quizá el mejor modo de adquirirlo sea atrapándolo en el aire.
Bogotá Contada es uno de los números más recientes de Libro al viento. La receta es simple: doce escritores (tres colombianos, nueve ex -tranjeros), una ciudad llena de misterios y un año de cambios y acontecimientos. El resultado es un objeto ambiguo lleno de matices que van desde la narración personal y subjetiva de un paseo por Kennedy, hasta la abstracción metafísica que declara a Bogotá como una ciudad que no es ciudad.
Quienes viven en la capital saben que no es lugar fácil de entender, y por ello es un buen tema para muchas obras maestras y también para algunas tesis doctorales. Este libro, a su manera, es algo más que todo eso, es un collage . Solo una hojeada es suficiente para ver en su interior cómo tantas perspectivas hacen que el objeto vislumbrado, aquel en el que vivimos a diario, se disuelva en las páginas, los párrafos y las palabras; logrando algunas veces lustrar con un nuevo brillo el lugar que habitamos.


—Así, el libro se hace ciudad y la ciudad un libro.

Se puede deducir que cada relato es el inicio inconcluso de un capítulo que pertenece a otro voluminoso ejemplar. El chocolate, los vendedores de minutos, los tombos, los miradores y otras muchas pinceladas de la ciudad son temas que marcan el principio de una obra que está por ser leída, de un mundo de palabras que se encuentra camuflado en la Carrera Séptima, Monserrate, el hotel Tequendama y en Ciudad Bolívar. Hay momentos en los que parece que la ciudad entera se deja atrapar en una frase, pero también hay algunos en que los autores quedaron cortos, sin embargo, en la lectura se intuye que no se hubiera podido decir mucho más.

Nosotros custodiamos el verdadero ejemplar de Bogotá y ellos lo saben. Pese a esto, debo admitir que tener una mirada ajena le da por momentos un nuevo nombre, una nueva manera de ser vivida.

La ciudad como obra de arte. Los abundantes grafitis, las constantes manifestaciones, el indeciso clima, la violencia silenciosa, las copiosas bibliotecas; son temas que son tratados con educada reserva y secreta envidia. Pensando en esto, asumo que Bogotá Contada es en su totalidad solo un prefacio, un acercamiento a una obra aún más monumental y oculta. De algún modo, es también el grito de otro libro en el que somos personajes; nos llama a tener el carácter de seguir la lectura y descubrir cada día un nuevo fragmento de su historia. Por eso los autores no pueden hablar de otro modo, para ellos Bogotá a veces es una metáfora, otras, un lienzo que perfecciona lugares, una versión recostada de Caracas o de Rio de Janeiro, una mentira, un mito, a fin de cuentas, una guerra.

Autor || Varios

Título || Bogotá Contada

Año || 2013

Comments

Medios Ex-libris
A %d blogueros les gusta esto: