Pages Navigation Menu

Más allá de la ficción

Escrito por: Mariana Bejarano || mbejaranop@unal.edu.co
Ilustración: Giovanny Cristancho || giovannycs@dmentegrafica.com

Y el hombre que nunca haya dudado de su propia existencia sustancial, de que sea algo más que una ficción, una sombra,un sueño, o el sueño de una sombra, no está liberado…
Miguel de Unamuno.

La gente recurre a un libro por diversos motivos, quizás el escape es el primero. Una historia es capaz de salir cautelosamente de la realidad adentrarnos en la ficción y poner a prueba la imaginación; por un momento esta agitada existencia toma un respiro y se concentra en la vida de un ente que no vive. Pero ¿qué sucede cuando la ficción es capaz de atravesar la realidad y ponerla en duda? Miguel de Unamuno en Niebla, y Pirandello en su drama Seis Personajes en busca de autor, tratan de romper las fronteras entre ficción y realidad, para esto se presenta a los personajes como seres capaces de preguntarse por su “existencia”, de cuestionar las decisiones del autor respecto a su historia, de tener decisión frente a lo que quieren ser en su realidad (nuestra ficción)

—¿Cómo que no existo?— exclamó.
—No, no existes más que como un ente de ficción; no eres, pobre Augusto, más que un producto de mi fantasía y de las de aquellos de mis lectores...
—Mi querido Don Miguel—añadió—. No sea que usted no pase de ser un pretexto para que mi historia llegue al mundo... yo a mi vez dudo de la existencia de usted y no de la mía propia


Lo que encontramos detrás de esta ambivalencia deviene en preguntas existenciales: ¿qué es real? ¿Hacemos parte de una realidad? Preguntas obvias para algunos y complicadas para otros, sobre todo si nos enfrentamos a un personaje que constantemente trasciende de su historia para conversar con el autor, quien se encuentra en nuestro mismo nivel de realidad y nos impone como lectores a ser parte de su elemento de ficción.
Estos autores ponen en conflicto nuestro propio ser, y no solo como lectores, sino como personas que afirmamos existir; el hecho de entregarnos a una historia sin imponer lo real y lo ficticio permite poner en tela de juicio quién crea a quién, y nosotros como lectores solo podemos entregarnos a los juegos del personaje, el cual ha logrado introducir a su mundo narrativo pensamientos que solo corresponden a este espacio fuera del libro, al espacio que llamamos verdad.

Padre: (Digno pero no altivo) Mire, señor: un personaje, en cualquier circunstancia, puede preguntar a un hombre: «¿Quién eres?». Porque un personaje posee en verdad una vida propia, una naturaleza propia, por lo cual siempre es alguien. Mientras que un hombre, no me refiero a usted ahora, un hombre, así, en general, puede ser nadie.

Niebla y Seis Personajes en busca de autor son libros que atrapan; cada cual a su manera invitan a tomar el riesgo de perderse en sus juegos y descubrir junto con los personajes lo superfluo del paradigma llamado realidad. Cada página confunde y aclara, pues al final estos dos libros solo quieren dejarnos la pregunta existencial más básica y compleja: ¿soy real?

Autor || Unamuno, Miguel de
Título || Niebla
Año || 1914

Autor || Pirandello, Luigi
Título || Seis personajes en busca de autor
Año || 1921

Comments

Medios Ex-libris
A %d blogueros les gusta esto: