Pages Navigation Menu

BJOINKOINK

Escrito por: Daniel Etc || daeortizco@unal.edu.co
Ilustrado por: Sergio Iván Ortiz Sarmiento

La industria musical promete sorpresas grandiosas para el 2015. Muchos álbumes han estado en los turbulentos úteros de las disqueras para emerger como entes inmortales. Pero suele ocurrir que a veces las criaturas no dan espera y nacen prematuras, arrancadas de las cálidas entrañas de sus creadores antes de tiempo. Sorpresas que estallan como maíz en aceite caliente. Un ejemplo reciente de lo anterior es el nuevo álbum de la reina de las hadas islandesa, avatar maestra de los elementos sonoros, habitante del hiperespacio, marionetista sensorial, Björk, que se filtró en la internet antes de tiempo.

La artista había anunciado el nombre del álbum y los títulos de las canciones el pasado 13 de enero. El lanzamiento estaba planeado para marzo, pero los hackers consiguieron los audios y los subieron el 17 de enero, lo cual obligó a adelantar el lanzamiento. Vulnicura. Alguien comentó una hipótesis en donde el título es una combinación de dos palabras en latín: vulnus, que significa herida, dolor emocional/mental, y Cura, que incluye ansiedad, preocupación y también cura o tratamiento. Eso último tenía sentido al escuchar el álbum. Todas las canciones escarban en las entrañas de la artista. Los motivos del álbum abarcan su ruptura con Matthew Barney; su descenso a las frías cavernas de la desesperación y el ascenso al renacimiento artístico.

Vulnicura es la condensación de todas las etapas que vivió Björk en su ruptura con Barney. Las tres primeras canciones son el antes, las tres siguientes son el después y las tres últimas son una evaluación y evolución con respecto a lo acontecido. La cantante afirma que este trabajo es como un diario: las letras lo cuentan todo, así que no tiene mucho que agregar. El álbum abre con el despertar de Björk y su intención de registrar sus reflexiones y su deseo de compresión y de sincronía emocional. Luego escuchamos sus inseguridades y su frustración. El que era su amante ahora es un forastero en su propio hogar. La artista abre el historial amoroso y revuelve los archivos eróticos y románticos en donde se da cuenta del inevitable fin. Vemos como se hunde en las aguas turbias del dolor, en donde la ruptura ha llegado y el caos emocional está fresco. Se desatan los sentimientos sin control. Después llora la muerte de su hogar, y reconoce que es el amor lo que la mantiene viva. Lamenta la ausencia de su voz, pero revela que existe un remedio. Se oye una lluvia de meteoritos que choca contra los tímpanos de los oyentes y Björk la atraviesa sin temer a la muerte. Lidia con ella y luego es bañada por una lluvia de estrellas. Por último, encara lo que pasó, reconoce todo y continúa. Carga aún con el peso, pero sus lágrimas se secan. Claridad celestial desde el infierno.

En una entrevista en 2002, Björk afirma que Homogenic es el álbum extrovertido, así como Vespertine es el tímido. Pensé en un contraste similar entre Biophilia y Vulnicura; en donde el primero, con ayuda de la más actualizada tecnología y un coro de ninfas islandesas, se encarga de documentar el mundo material, desde la magnitud de la naturaleza hasta lo sublime en las partículas microscópicas; mientras que en el segundo enfoca la subjetividad de la artista, las emociones más abismales en los estados más oscuros y frágiles, equiparando su intensidad con los fenómenos de la naturaleza. Este álbum es una versión extendida del sufrimiento que se ve en la canción So Broken, lamentablemente sin los gritos desgarradores y la guitarra española. Extraño los ruiditos raros metálicos y supersónicos de delfín extramelodramático que dejaba salir sin compasión, y que al parecer no volverán, debido a que ahora ella cuida más su garganta después de una operación. En cambio, los violines, violas y violonchelos acompañan su suave y melancólica voz, que fluye con nostalgia y con prudencia, contrastando con las implacables letras y mensajes que cada canción y armonía contiene. A esto se suma su magnífica coproducción con Arca y algunas mezclas de The Haxan Cloak, ambos expertos jugando con la oscura profundidad del sonido. Arrancaron un corazón antes que un álbum de su huésped. Vulnicura es un álbum perfecto para la gente que se sacia con la sangrienta y vulnerable intimidad del artista.

Comments

Medios Ex-libris