Año: 2016

El pacto

La otra noche tuve un sueño. Había sido abandonado por la musa de la escritura y llevaba cerca de dos días intentando escribir algo sin ningún resultado favorable. Uno sobre otro, se amontonaban los garabatos sobre las hojas en el pequeño escritorio de mi alcoba y el sueño me atrapó en medio del cansancio y el desorden que deja la búsqueda de la creatividad.

Zambó E.P. La brisa del pacífico en la capital

«Era algo así como ‘Sábalo. Ensamble’ Tenían que ver con los peces que se pescan por allá en el pacífico y toda la cosa. Quizá no era tan sonoro. Nosotros pensamos que “Zambó”, una acentuación de la palabra “Zambo” con la fuerza en la “o”, se presta para que suene más sonoro, más llamativo. Quizá más negro…»

Entrevista: Juan Mario Cuéllar Martínez

«Muy poético lo de la interpretación, pero a veces es algo más práctico que eso. Hay una anécdota de Rubinstein, a quién después de tocar un concierto de Bach, se le acerca una señora para decirle que estaba cerca de Dios con la música sublime que estaba interpretando. Él responde que no sabe si está cerca de Dios o no, que estaba pensando en…»

Be Creative

“Todos quieren ser Frank” me decía una amiga luego de ver esta película en el pasado festival de cine independiente de Bogotá (IndieBo). Yo le creo, pero si ese es el caso, todos somos Jon.

La irresponsable felicidad del no ser

Ser roquero a los 56 años es divertido. Y más cuando no se es roquero de profesión porque no se es músico de formación, ni se toca bien ningún instrumento y ya se ha aprendido a no tenerle miedo al escenario y a mirar al público a los ojos. En mi caso ha sido aún más sencillo, puesto que en Hora Local soy el no-músico y estoy rodeado de muy buenos músicos. No solo de rock.

Pausa (Un tributo a John Cage)

Solías presentar films a los internos sosegados y tranquilos. Un día les llevaste la versión de Esperando a Godot realizada por la BBC. Esta era, entonces, una pieza para ver en vivo que había sido filmada. Y la estabas exhibiendo al público adecuado: un conjunto de personajes que hubiera podido no solo interpretar, sino vivir las situaciones de cualquier obra escrita por Beckett.

Rilke y su aversión a la música

La aversión que Rilke experimenta por la música está relacionada directamente con la disposición subjetiva de quien se apresta a crear una obra, ya sea un poema o una pintura, habiendo partido de un estado de ánimo musical. En tal sentido, tal como lo dice Heinrich Diener en su estudio Rilke und die Musik, el poeta parte de un “profundo escepticismo”

Diabolus in música

«Diabolus in música es una colección de retratos de intérpretes del metal, del rock y del blues en cuyas biografías es común la noche, la lucidez y el exceso. El libro se acerca a una visión de la poesía y la vida como riesgo y transgresión de los límites, en un tono menor sostenido, con un lenguaje sin excesos retóricos, con cadencias fluidas e imágenes opacas, como corresponde al universo que representa».