Pages Navigation Menu

Be Creative

Be Creative

Escrito por: Camilo Moreno || camil69@hotmail.es

Fotografía por: Nichol Cardona || nichol261@hotmail.com

¿Qué tal estés condenado a ser un intento fallido, otra de las sombras que se deben sacrificar para que en algún momento una pizca de originalidad aparezca en un lugar recóndito del planeta?
—¿Brillante? Hace falta mucho más que dedicación y habilidad para que lo seas, pero de seguro puedes lograrlo— al menos eso te dicen en las calles, en los centros comerciales y en las universidades. ¿Y si no? ¿Qué tal estés condenado a ser un intento fallido, otra de las sombras que se deben sacrificar para que en algún momento una pizca de originalidad aparezca en un lugar recóndito del planeta? Esto sí es un dilema, pues visto de ese modo todos tus esfuerzos por alcanzar alguna clase de maestría no son más que ecos vacíos ante los que te encuentras sometido y desarmado. ¿Y qué tal que un día, en una playa, te encontraras con aquellos que pueden guiarte por ese camino que quieres seguir, el de la originalidad?
“Todos quieren ser Frank” me decía una amiga luego de ver esta película en el pasado festival de cine independiente de Bogotá (IndieBo). Yo le creo, pero si ese es el caso, todos somos Jon. Me refiero al protagonista, un músico que busca en una calmada desesperación un hálito de originalidad en su teclado, hasta que en un momento presencia un intento de suicidio que lo obliga a entrar en contacto con Soronprfbs la banda que dirige Frank. Luego de esto puedo recordar un concierto fallido, un viaje, una cabaña para un grupo de músicos raros, meses de práctica y búsqueda de nuevos sonidos, Twitter, Youtube, la fama, el South by Southwest, la vanagloria, el fracaso y la redención. Seguramente esta película es muchas cosas, pero si quiere ver una burla hipster sobre lo hipster, búsquela que en algún lugar de internet debe estar.

Comments

Medios Ex-libris
A %d blogueros les gusta esto: