Pages Navigation Menu

Museo de Cuadros de Costumbres – Vida cotidiana en Bogotá

Museo de Cuadros de Costumbres – Vida cotidiana en Bogotá

Autor: Daniel Mauricio Vanegas Restrepo || danielm.vanegas94@gmail.com

Ilustración: Diana Sarasti 

Los cuadros de costumbres en el siglo XIX, fueron el mejor medio de apropiación de una realidad, de una identidad, o en este caso, de una ciudad: Bogotá. Cuna de los primeros círculos artísticos del país, la capital ha inspirado a innumerables autores que han explorado sus características más inmediatas: su frío inquebrantable en las mañanas; su calor sofocante al medio día; sus recovecos de barrio donde viven tantos tipos sociales, que a su vez inspiran cuentos y novelas; sus cafés con chocolate y queso en cada esquina; o su impredecible pero constante lluvia.

La presente reedición del Museo de Cuadros de Costumbres “Vida cotidiana en Bogotá”, rescata un puñado de primeras creaciones literarias inspiradas en esta ciudad, desde la voz de José María Vergara y Vergara, Acevedo de Gómez, José María Ángel Gaitán, Ignacio Gutiérrez Vergara, Hermógenes Saravia, Januario Salgario, José David Guarín, José Manuel Groot y Bernardo Torrente. La labor de Editorial Filomena se centró en rescatar la realidad bogotana de hace más de cien años, que sin embargo, revelara cómo prolongamos y compartimos una misma cotidianidad, atemporal y mojada, en otras palabras, cachaca.

"Compartimos una misma cotidianidad, atemporal y mojada, en otras palabras, cachaca"

Más allá de la lectura inmediata y como bien lo indica el subtítulo de “Antología ilustrada”, la imagen de Bogotá sale de las letras y se presenta en toda su gama de colores. La apuesta gráfica, seguramente apetecida desde la época en que se escribieron los cuadros, ocupa un lugar privilegiado, que además de complementar el concepto editorial del anterior volumen sobre “Viajes”, presenta la unión entre la visión decimonónica y la contemporánea sobre la capital.

En conclusión, por un lado, esta reedición confirma la importancia de poner de nuevo la atención en la historia de la literatura colombiana, en su época más convulsa, como lo fue el siglo XIX, que a pesar de la distancia nos habla de nuestra cotidianidad; por otro, confirma la propuesta editorial de Filomena, que se caracteriza por la renovación en la presentación de textos académicos y canónicos de la literatura, captando la atención de un público cada vez más amplio y receptivo a estos temas; y finalmente, corrobora la infinitud de reflexiones a las que lleva una ciudad, cada vez más eterna, como Bogotá.

Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Medios Ex-libris
A %d blogueros les gusta esto: