Logos

Cementerio central. Una mirada a lo sacro y a lo profano

A la derecha se encuentra el reloj de arena que encierra el tiempo; Blanco de cuerpo, con la mirada hacia el suelo, siempre vigilante, un señor muy viejo con unas alas enormes (como el de García Márquez) custodia la entrada del cementerio, empuñando en su mano izquierda la oscura hoz de la muerte. Esta es la imagen que ve quien decide entrar al camposanto en donde vida se confunde con la muerte, en donde los rituales profanos son a la vez sagrados.

Intermitencia urbana

Es indiscutible que Bogotá es una ciudad llena de contrastes, en su nombre nos encontramos con el mundo Muisca perdido y con los testimonios de la conquista española. El territorio que alguna vez se llamo Bacatá ahora se encuentra recubierto de asfalto, como un pasado colectivo que parece irrecuperable. El centro de la cuidad es el contraste hecho caos: es memoria y olvido, es luz y oscuridad.

El lado oscuro de la luz

La noche bogotana enmarca un sin fin de espectáculos dignos del mejor observador, sin embargo, el caminante urbano se encuentra cegado, en medio de la ciudad solo puede recordar un estribillo que dice: «Hay tanta luz aquí, Que ya no puedo ver».

De apagones y ausencias

¿En que momento los recuerdos se transforman en luz? La oscuridad y la fiebre traen de regreso las memorias de apagones pasados, cuando la ausencia de la luz tenia otro significado, recuerdos de noches oscuras en los ojos del niño que sabe que «La luz irrumpe donde el sol no brilla».

Alabaos, ritos de la muerte en el pacífico colombiano

La expresión de la vida toma fuerza en los ritos de muerte, los alabaos son la expresión pura de la supervivencia de los pueblos afroamericanos, son tradiciones arraigadas desde la conquista de américa que no mueren y que llevan consigo la vida de un pasado imposible de olvidar.

Bogotá, la de la Santa Fé

«La historia de Bogotá comienza con una iglesia en medio de doce chozas.»  Con el paso del tiempo la ciudad ha seguido buscando la luz por medio de la fe, una fe que se hace visible en la arquitectura de la ciudad, en las creencias de sus pobladores.

Logos N° 149

Cuando pensamos en la curiosidad, nos damos cuenta de que es como un tire y afloje. Como una búsqueda. ¿De qué?…

Physis N° 149

Compartir es mucho más que una opción de las publicaciones de Facebook, se trata de dar a los demás la oportunidad de…

Arte y baile

Entrar y contemplar. Tal es la actividad regular en un museo tradicional. Las obras eternas nos miran y se dejan fotografiar, dibujar y adorar. Por más deseo de entablar un diálogo o de querer oír la voz del artista explicando su obra, nos vemos limitados al plano de observación y todo el río de preguntas se arremolina en nuestra cabeza.