Ciudad

Invención

Recuerdo el día: dos años y tres meses, Lunes, en que dejó la casa y anduvo derecho hasta la veintiséis para coger un taxi. Para entonces la noche no existía, era apenas una trémula intención en la idea de los hombres.