Juan Sebastián Barrera Cely

Claroscuro

Un tatuaje de corona de espinas rodea su
brazo izquierdo. Su compañero de patrulla susurra “tengo miedo” y entonces Chris
finalmente lo ve, enmarcado en la mirilla del rifle, aquel hombre de ojos oscuros que de
repente cae desplomado mirando al cielo

 

Cajuelas

Se oyeron entonces los rugidos, los golpes, los gritos roncos y los metales que
sonaban agredidos, la angustia, los llantos, las carcajadas, el roce de las garras contra las
jaulas, las cajuelas y las cadenas, los sonidos de una jauría que todavía, aún con tal
tamaño y después de tanto tiempo, no podía saber si guardaban esperanza de la luz o
temor de la oscuridad.